Haciendo la cotidianidad mas incluyente

0

En marzo de 2021 se dio a conocer una modificación al Artículo 8º de la Ley de cinematografía en México, en la cual se señalaba que todas las películas proyectadas en cines comerciales incluyan subtítulos al español:

“Las películas serán exhibidas al público en su versión original y subtituladas al español, en los términos que establezca el Reglamento. Las clasificadas para público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse dobladas, pero siempre subtituladas en español”

(Aquí hago una pequeña nota: esta ley no impide que las películas se puedan doblar 😉 )

Un amigo cercano ya me había comentado de que se haría esta reforma y yo dije “Ah qué bien eso es súper incluyente, wow”. Sin embargo, cuando salió esta noticia en redes, al contario de lo que pensé, encontré muchos comentarios de enojo y con plenas intenciones de segregación (realmente quiero creer que esas personas no se daban cuenta de que lo que estaban haciendo era segregar y discriminar cañón).

Ellos argumentaban “Ok si , subtitulen lo que es en otro idioma, pero en español ¡Qué tontería!”; creo que ellos no se estaban dando cuenta que hay personas sordas que quieren ver películas que de origen están en español, o es que ¿entonces los sordos solo pueden ver películas extranjeras?

Otros mas decían “que haya funciones especiales con horarios especiales o que las pongan en los que casi nadie va”; entonces, ¿las personas discapacidad auditiva no pueden como cualquier persona ir a la función que más les acomode?

Y aún peor las que decían “¿qué? ¿para qué hacerlo?” estas ni siquiera se dieron cuenta de que era un ajuste para favorecer a una comunidad en especial, una de 2.4 millones de personas nada mas.

Realmente me enfadé al leer varios comentarios así, digo casi casi dicen “que sea su problema, no el mío porque yo si puedo escuchar”, me parece increíble que en estos días falte aún mucho por trabajar en cuanto a conocer y empatizar con las discapacidades.

Y por si fuera poco esta noticia se tomo por parte de los medios como algo malo y trágico, tan solo las principales notas que salen en buscadores dicen:

“La ley de cinematografía obligará a poner subtítulos a todas las películas”

“México prohíbe el doblaje de películas en las salas cines …”

“Cines deberán poner subtítulos en las películas”

“Ley contra las películas dobladas: Cómo se mostrarán los …”

y otros más, entonces pienso que la comunicación estuvo mal enfocada, por qué no pusieron títulos como:

“La personas con discapacidad auditiva podrán disfrutar mas del cine”

“Ahora todas las personas disfrutaremos del cine”

“Un paso más por la inclusión de las personas con discapacidad”

“Haciendo la cotidianidad mas incluyente”

 

Creo que esos eran mejores títulos que no hacen ver una acción incluyente como un “fastidio a nuestra vidas normales”. Pues obviamente las noticas alarmantes y negativas mueven y venden más que las buenas y realmente pienso que fue una lastima el cómo se tomo esta nota que era digna de celebrar en lugar de “manchar” con otras índoles.

Y claro que esto seguirá siendo todo un tema en la industria pero, ¿y qué tiene que haya subtítulos? Pues entonces se tendría que adaptar el formato, y tomar en cuenta un espacio solo para subtítulos, algo que quizá no se sienta como una alteración sino que sea orgánica la inclusión de los subtítulos, buscar nuevas formas y adaptaciones.

De verdad que nos hace falta mucha conciencia de los ajustes que se deben de llevar a cabo. Creo que hay que abrirnos un poco más, digo, las personas con discapacidad están todo el tiempo adaptándose al entorno poco incluyente en el que viven y por qué no esta vez seamos las demás personas quienes nos adaptemos a un ajuste hecho para las personas con discapacidad, ¿no creen? Hay que ir normalizando los ajustes hechos en pro de entonos y vidas sociales inclusivas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *