Una mágica voz

0

Cuando era una bruja pequeña papá me presentó a Andrea Bocelli, un tenor a quien admiro mucho. Ponía sus discos y hacía ademanes como si fuera él quien cantaba, y yo lo imitaba. Desafortunadamente, nunca nos salió la voz como a él.

Andrea Bocelli es un artista italiano, nacido el 22 de septiembre de 1958, en Lajatica, un pueblo de la Toscana. Atraído por la música, sus padres impulsaron ese gusto y desde los 6 años tomó clases de piano. Después de flauta y saxofón. Pero fue en su voz donde encontró el mejor instrumento. Él mismo se describe como un tenor moderno a la antigua; con millones de copias vendidas por todo el mundo.

En 1970 apoyado por su madre participó en una competencia de canto donde interpretó O sole mio, teniendo su primer éxito en un escenario. Motivado, tomó lecciones particulares de canto y al crecer tocaba el piano en bares. La música no lo apartó de otros estudios y se graduó en leyes en la Universidad de Pisa.

Fue descubierto por Caterina Caselli, una productora italiana que impulsó la carrera de Andrea quien cantó para su firma Sugar.

En 1994 debutó  en la ópera haciendo el papel de Macduff,  en Macbeth de Giuseppe Verdi -basado en la obra homónima de Shakespeare-. Ese mismo año, en navidad, cantó Adeste Fideles para el Papa. Desde entonces dejó los bares e hizo suyo cada escenario de todo el mundo.

Ha presentado su voz frente a todo público, incluyendo presidentes, primeros ministros, papas, personas de la realeza; cantando también para su amigo Luciano Pavarotti el día de su boda y después en su funeral. Compartiendo escenario con otros tenores, en óperas, con artistas pop, en los premios Oscar, las olimpiadas y tantos eventos a los que ha sido invitado o creados para él.

Una de sus propuestas que considero más mágica (aunque no tanto como su voz) es el Teatro del Silenzio. Abierto en 2006, es un anfiteatro entre las colinas de Lajatico que se encuentra al aire libre. Ofrece conciertos de Andrea -compartiendo escenario con otros artistas invitados- en el mes de julio de cada año. Después, permanece en silencio. Se monta el escenario, los lugares, se da el espectáculo y al finalizar, de manera inmediata, se levanta todo restaurando el paisaje rural.

Su página web permite un enlace más íntimo con este artista; así como sus redes sociales. Nos cuenta sobre su familia y sus pasiones.

Sus padres, Sandro y Edi, de quienes tuvo el apoyo para crecer. Su madre, quien creyó en él cuando nadie más lo hacía. Alberto, su hermano quien lo apoya con sus cuestiones administrativas. Su esposa Verónica, quien es también su manager y a quien reconoce como su alma gemela. Sus hijos Virginia, Matteo y Amos.

Virginia, la más pequeña, quien llegó 15 años después de su hermano Matteo y quien no le permite «dormirse en sus laureles».  Matteo, con quien comparte orgulloso el escenario, ha seguido los pasos de su papá, estudiando piano y ópera. Su canción Fall on me es todo el amor entre padre e hijo. Amos, su hijo mayor, es ingeniero pero también tiene estudios musicales y lo ha acompañado en escenario con el piano.

Sus pasiones, además de la música, son los caballos y el mar. Ambos le permiten su contacto con la naturaleza y lo remiten a la libertad.

En la sección Career encontramos una línea del tiempo con todos los eventos en los que ha participado desde 1992. Son tantos que si desean explorarla les recomiendo prepararse una tacita de té (o café si lo prefieren) para disfrutar el recorrido.

ABF es la fundación de Andrea Bocelli. Su misión es apoyar a comunidades nacionales e internacionales en situaciones de pobreza, analfabetas, enfermedad y exclusión social.

Si el nombre de Andrea Bocelli no es nuevo para ti es probable que tampoco sea nuevo el saber que es ciego. Nació con glaucoma congénito y quedó ciego completamente a los 12 años. Pero lo que me parece maravilloso y es la razón por la cual dejé este dato al final y no ahondaré en demasía, es que en ningún momento menciona su ceguera cuando habla de sus logros.

Él habla de su voz, de su formación, del amor por sus hijos, de los escenarios y las óperas que ha interpretado; de su sensación de libertad al estar en su bote o al cabalgar. Sus premios, sus compañeros de escenario, su amor por la vida. Nada tiene que ver con que no puede ver.

«…soy el producto de esta tierra, la suma de mi pasado, mis experiencias y mis sueños infantiles.» Andrea Bocelli

 

PAMELA CORONADO

ILUSTRADORA Y COMUNICADORA VISUAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.