Un poco de historia: conjuros, magia, demonios y discapacidad

0

De nuevo iré al pasado con un breve relato, pero en esta ocasión no al personal; iré al que como humanidad nos interesa, ese del que nos podemos sorprender no en un sentido positivo. Las afirmaciones de antes en cuanto a la discapacidad pueden resultar ofensivas. Por favor, recuerda que hay mucha gente que ha trabajado para cambiarlas y que Fuego de Brujas se suma para continuar con la labor. Siempre es importante conocer el pasado y en esta ocasión, contaré sobre cómo era concebida la discapacidad en la antigüedad. 

Imagina tener un padecimiento y que la vida corra peligro no por la enfermedad sino porque, al necesitar ayuda o ser evidente el sufrimiento, te puedan enjuiciar, exorcizar e incluso matar porque muy probablemente se trata de un demonio. La miseria, la enfermedad y todo lo que se saliera de lo común, en la antigüedad clásica era tomado como una maldición. Se recurría al abandono, desprecio y la aniquilación de quien padeciera dicha «singularidad» para solucionar el problema. (Vergara, 2002).

En Mesopotamia se daba una terapia para los males llamada shurpu –cremación(1030-1005 a.C.). Las Series Shurpu son tablillas de un ritual babilónico donde se describen invocaciones que los médicos solicitaban a exorcistas llamados «Asiputu», cuando sus conocimientos no eran suficientes para dar un diagnóstico acertado y entonces todo era demonios y maleficios provocados por hechiceros, brujas y pecados del afectado. Se realizaban con la intención de purificar el alma, expulsar espíritus malignos y pedir intercesión de los dioses protectores. En estas ceremonias se debía identificar al tipo de ser que ocasionaba el mal, a través de claves o signos que eran parte de la sintomatología del «poseído». La lista shurpu de demonios se recitaba para ver las reacciones del enfermo ante la mención de algún nombre o por medio de comportamientos; al ubicarse al espíritu que provocaba tales males, se realizaba el exorcismo rogando a los dioses para aplacar su ira y solicitando protección.  

 

«Yo te invoco (texto perdido…), a vosotros grandes dioses.  (…)  dios (…) y diosa Ishtar, señores del arrepentimiento. Los únicos y verdaderos (…) , el único y verdadero dios, Ea (¡?), la única y verdadera diosa, Ishtar. Por los pecados de (X) , hijo de (X), de quién Él es  dios, de quien Ishtar es diosa.  Él ésta enfermo y afligido, lleno de pena y sinsabores. ¿Ha ofendido él a su dios..? ¿Ha ofendido él a su diosa…? ¿Habló él de negar su gracia..? ¿Hablo él de su gracia negar..? ¿Ha él (…) señalado con el dedo..? ¿Ha tomado a los dioses en vano..? ¿ (…) mientras susurraba..? (…) ¿Ha renegado él de Ea..? ¿Ha renegado él de Ishtar..? ¿(…), hablando de demonios..? ¿(…) hablando con odio..? ¿(…) hablando con desvergüenza..?»  Pasaje de invocación. Series Shurputablilla II.

 

La locura era atribuida al demonio Idta, quien castigaba de esta forma a quien actuara mal. Para contrarrestar su castigo, se usaban drogas, encantamiento y magia.

El texto de las tablillas nos indica que la medicina estaba ligada con la magia y la religión. Se realizaba un tipo de psicoterapia religiosa con el fin de reconciliar al individuo con el mundo trascendente, por medio de convencerlo que sus males eran consecuencia del pecado. 

¿Qué piensas de estos rituales? ¿Qué pensarán las generaciones futuras de lo que afirmamos y hacemos ahora respecto a padecimientos, enfermedades y discapacidad?

 

PAMELA CORONADO

ILUSTRADORA Y COMUNICADORA VISUAL

 

Referencias
Lampuzo. (16-noviembre-2010). Series Shurpu: Rituales asirio-babilónicos en el culto judeo-cristiano. https://lampuzo.wordpress.com/2010/11/06/series-shurpu-rituales-asirio-babiolonico-en-el-culto-judeo-cristiano/ 
Vergara, J. (2002). Marco histórico de la educación especial. [Archivo PDF]. https://core.ac.uk/download/pdf/41585178.pdf
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *