Poción para obtener un Fuego de Brujas

0

Sin duda el 2020 es un año que sonará por mucho tiempo, y bueno claro que se llevó mucho pero también dejó mucho. Entre aquellos chispazos de buenas cosas, a mi me dejo el plan perfecto, esas cosas que caen como anillo al dedo. A principios de septiembre ví publicado un diplomado en docencia en artes y diseño desde el enfoque de la inclusión, yo me dije wooow, y es que cada palabra encajaba con lo que había venido proyectando para mis siguientes pasos profesionales y académicos.  

 

Yo siempre he querido “ser maestra de artes plásticas”, (como diría mi yo de 8 años), y así cuando curse la licenciatura me propuse que quería ser una muestra de calidad y pensé en que quizá también cursar la maestría y prepararme mejor para mis futuros alumnos,(pero para eso necesitaba un título) y bueno en 2020 hice mi examen profesional un 19 de marzo, un día antes del que la cuarentena de un mes comenzará, qué ilusos fuimos. Así que mi siguiente paso era preparar mi proyecto para aplicar la maestría, ya tenía definido mi tema y lo que quería y tenía que ver con adivinen con qué…inclusión; por eso cuando ví el diplomado fue genial, sabía que era para mi y aún más genial fue que tenía algo de dinero ahorrado y me dije “voy”, “esto me puede ser muy fructífero”, en ese momento no sabía que también recibiría más frutos de los que esperaba.

 

Y entonces, la magia se hizo presente a través de redes invisibles, de ceros y unos que proyectaban imágenes de personas en otro lugar de la ciudad justo frente a mi, en mi pantalla, algo que en otro tiempo podría ser digno de brujería. Y comencé a conocer más un mundo que siempre había estado ahí, incluso yo era parte de él y ahora sentía más ganas de que todos se dieran cuenta de lo que yo, y de que era bueno trabajar por un mundo sin tener tantas barreras, en el que la mayor cantidad de gente actuara.

 

Un día de diciembre un acto aleatorio me hizo compartir con cinco chicas del diplomado en un trabajo en equipo, en aquel momento solo pensé que seríamos equipo de una sola actividad, y que mi profesora sólo sería mi profesora, pero vaya que las cosas son curiosas, y cuando un mismo fin mueve a la gente y las cualidades de las personas son las indicadas todo hace “match” como un poción mágica; tres pizcas de diseño, dos gotitas de artes, una cucharada de psicología y un ramito de docencia especial y pummm  obtienes un “Fuego de brujas”.

 

Y aquí estoy yo, Naoli, aceptando ser la más mortal de todas las brujas, pero que trabaja por llenarse de magia en pro de la inclusión.  

…..

Receta completa

Poción Fuego de Brujas

 

1 año caótico (preferentemente pandémico)

2 cucharadas de sueños de infancia

6 cabezas con pensamiento incluyente (preferentemente de profesores)

13 desconocidas 

3 pizcas de braille 

1 frasco de Lengua de señas mexicanas

3 pizcas de diseño

2 gotas de arte

1 cucharada de psicología 

1 ramito de docencia especial

1 red inalámbrica 

Modo de preparar:

Use un caldero con recubrimiento de creatividad, mezcle todo por cuatro meses a fuego medio, preferentemente de otoño a invierno y listo tendrás tu Fuego de Brujas

 

NAOLI ENRÍQUEZ

DISEÑADORA Y COMUNICADORA VISUAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.